Apple desacredita oficialmente el largo mito sobre los móviles y el agua después de décadas de engaño.

0
628

El agua ha representado el principal desafío para los teléfonos móviles desde su inicio, pero Apple asegura que sus últimos modelos son resistentes no solo a salpicaduras, sino también a inmersiones.

Sin embargo, no todo es perfecto. Los iPhones cuentan con un sistema de alerta que notifica al usuario cuando están demasiado mojados, indicando la presencia de líquido en la pantalla.

A partir del iPhone 12, Apple ha mejorado esta característica, permitiendo que sus modelos se sumerjan hasta una profundidad máxima de 6 metros durante 30 minutos. Esto ha proporcionado cierta tranquilidad a los usuarios que accidentalmente han expuesto sus teléfonos al mar, la ducha o la piscina. No obstante, es importante tener en cuenta que la alerta aún puede aparecer si el iPhone se sumerge durante un período prolongado.

Si un iPhone se moja demasiado, Apple aconseja no confiar únicamente en el método tradicional del arroz. Aunque durante años se ha considerado una solución rápida para la humedad en dispositivos electrónicos, este método puede ser contraproducente.

Investigaciones recientes publicadas en Macworld han confirmado que el arroz es un mito y puede empeorar el daño al teléfono. Retarda el proceso de secado, exponiendo los componentes internos a la humedad durante más tiempo, y además puede desprender pequeñas partículas que podrían dañar el iPhone aún más.

En lugar de recurrir al arroz, Apple sugiere seguir estos pasos al detectar la presencia de líquido en la pantalla del iPhone:

  1. Golpear suavemente el iPhone contra la mano con el conector hacia abajo para eliminar el exceso de líquido.
  2. Colocar el teléfono en una superficie seca con algo de flujo de aire.
  3. Esperar al menos 30 minutos antes de intentar cargar el iPhone.

Es importante evitar el uso de fuentes de calor externas o aire comprimido para secar el dispositivo, así como evitar introducir objetos extraños en el puerto Lightning o USB-C.

Si la alerta persiste después de seguir estos pasos, puede ser necesario repetir el proceso y dejar el iPhone sobre una superficie seca con flujo de aire durante aproximadamente 24 horas. Si el problema persiste y el teléfono aún no carga, es posible que los componentes internos estén dañados, en cuyo caso se recomienda contactar al soporte técnico de Apple.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here