Baterías del Futuro: La Revolucionaria Opción de Sodio y Sal de Mesa

0
680

La viabilidad de desarrollar baterías de iones de sodio como una alternativa sostenible y eficiente a las limitaciones del litio ha sido investigada por la Universidad Tecnológica de Chalmers.

El impulso hacia una sociedad sin combustibles fósiles está generando una creciente demanda de baterías, lo que podría llevar a una escasez de metales críticos como el litio y el cobalto, esenciales en las baterías convencionales. Ante este escenario, la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Suecia, ha explorado la viabilidad de las baterías de iones de sodio, utilizando sal común y biomasa de la industria forestal como materias primas principales. Estas baterías de sodio muestran un impacto climático comparable al de las baterías de litio, pero sin el riesgo de agotamiento de materias primas.

La Unión Europea, en su Acta de Materiales Críticos en Bruto, prevé un aumento significativo en la demanda de estos materiales esenciales para baterías, a medida que los países avanzan hacia sistemas de energía renovable y vehículos eléctricos. La transición ecológica exigirá una mayor producción local de baterías y otras tecnologías sin combustibles fósiles, lo que podría conllevar riesgos de interrupciones en el suministro debido a la limitada disponibilidad de fuentes de materias primas.

En un reciente estudio, los investigadores de Chalmers realizaron una evaluación del ciclo de vida de las baterías de iones de sodio, analizando su impacto ambiental y en recursos desde la extracción de materias primas hasta la fabricación. Descubrieron que estas baterías superan significativamente a las de iones de litio en términos de impacto en la escasez de recursos minerales y son comparables en términos de impacto climático.

Se espera que las baterías de sodio se utilicen para el almacenamiento estacionario de energía en la red eléctrica y, posiblemente, en vehículos eléctricos en el futuro. La capacidad de almacenamiento de energía es esencial para la expansión de la energía eólica y solar.

La principal ventaja de estas baterías radica en la abundancia de sus materiales, que se encuentran en todo el mundo. Uno de los electrodos utiliza iones de sodio como portadores de carga, mientras que el otro está compuesto por carbono duro, obtenido a partir de biomasa de la industria forestal. Además, en términos de procesos de producción y geopolítica, las baterías de sodio podrían acelerar la transición hacia una sociedad libre de combustibles fósiles. Este estudio, una evaluación prospectiva del ciclo de vida de dos tipos de celdas de baterías de iones de sodio, fue publicado en el «Journal of Industrial Ecology».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here