UNA PEQUEÑA ORUGA, PARALIZA UNA LÍNEA DE TREN DE ALTA VELOCIDAD, EN JAPÓN, OCASIONANDO UN PEQUEÑO CAOS.

 

Una oruga , de sólo  tres centímetros, ha sido capaz de desatar  un pequeño caos en la red Shinkakansen de Japón. La babosa , ubicada sobre un cable eléctrico, provocó un corte de energía y demoras en los trenes , lo cual afectó a unos 12,000 pasajeros de una de las líneas de alta velocidad en Kyushu , el pasado 30 de mayo .

La compañía ferroviaria japonesa JR Kitakyushu ha explicado que alrededor de unos 26 trenes han tenido que ser cancelados alrededor de las 9:40 am hora local debido a los cortes de energía. Según opinión de los ingenieros de la compañía, el corte lo provocó ​ una oruga de entre dos y tres centímetros , que escogió la desafortunada decisión de arrastrarse por un cable de alimentación de un equipo eléctrico conectado a la red. El insecto provocó un cortocircuito que se llevó parte de la red eléctrica con él, y por consecuencia, la paralización de la línea.

Un portavoz de JR Kyushu a CNN, explicó:“No hemos oído hablar de cortes de energía causados ​​por orugas en los últimos años”,  ( agregando, que la babosa aparentemente se había colado a través de un pequeño hueco en una caja de energía )  «y  si encontramos otra brecha similar en la inspección de equipos  , en el futuro, la arreglaremos”.

Según la CNN, JR-Kyushu identificó rápidamente la causa del apagón, pero no dio a conocer la información inmediatamente,  hasta tres semanas después, y los medios locales no se enteraron hasta este fin de semana.

El hallazgo de vida silvestre en equipos eléctricos ,es una causa parcialmente común de cortes de energía, aunque en una declaración , un funcionario de la compañía dijo que el problema más común en Japón son los “ciervos que chocan con trenes, no precisamente las orugas”.

El año pasado, se descubrieron restos humanos alojados en una grieta de la parte delantera de un tren bala JR-West unas 20 millas después de una colisión. Las autoridades trataron este  caso como un suicidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *