Primer accidente de coche autónomo de Google

0
544

Parece ser que el primer accidente del coche autónomo de Google, o al menos el primero que han reconocido, ha sucedido. Un accidente que no ha revestido mayor gravedad pero que mantiene polarizada a la red.

 

Con una ligera sensación de dejavú, hemos podido ver en los medios sociales y prensa esta semana como el coche autónomo de Google, que se encuentra haciendo pruebas, ha sufrido su “primer” accidente. En realidad, este es el primer accidente en el que Google asume su culpabilidad.

5083367427_989f7a5bb8_o (1)
Vía: Google/New York Times

Fué el 14 de Febrero cuándo el Lexus Google AV se encontraba circulando por El Camino Real en Mountain View, cuando el coche encontró en su trayectoria unos sacos de arena y tuvo que cambiar de carril, momento en el que golpeó a un autobús municipal (ver atestado). El coche de Google se detuvo y dejó pasar a varios coches, calculando que era un buen momento pasar justo antes de un autobus que circulaba a 25 km/h, pero el conductor del autobús no le cedió el paso y se produjo una colisión del frontal izquierdo del Google Car contra el lateral del interurbano, que debido a las bajas velocidades se saldó con daños en el retrovisor y algunos sensores del coche autónomo.

El vehículo de Google no está preparado para hacer suposiciones ante la impredecibilidad del ser humano, por lo que la convivencia de vehículos con conductor y autónomos podría correr peligro al no poder establecerse una comunicación entre vehículos. Mientras que los coches totalmente automatizados podrían dirimir en segundos cual de los dos tendría que pasar primero, la confrontación con vehículos tripulados ha resultado en el primer accidente en el que la compañía californiana admite un fallo de cálculo de su vehículo (y no de los conductores auxiliares que llevaban hasta ahora, causantes de los incidentes anteriores)

¿Se ha convertido este incidente en un punto de inflexión? Teniendo en cuenta los más de 3 millónes de kilómetros que lleva recorrida esta tecnología durante seis años, podemos concluir que este primer accidente culpable sin gravedad permitirá ajustar y afinar aún más esta tecnología que cada vez está más cerca. 

Desde Google, ya han introducido diversos cambios en el software y, no sin sorna, han asegurado:

A partir de ahora, nuestros coches entienden más profundamente que los autobuses son menos propensos a ceder el paso que otros tipos de vehículos  

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here