AMAZON ESTÁ ESTUDIANDO NO VENDER COSAS BARATAS, PORQUE NO CONSIGUE SACARLES BENEFICIO.

 

Amazon, la compañía que ha estado valorada en un billón de dólares hace sólo unos días, está harta de vender baratijas , porque al final no consigue hacer dinero con ellas.

Según el Wall Street Journal , este  gigante del comercio electrónico,  se está alejando de la venta de ciertos productos conocidos internamente como “CRaP”,    (Can’t Realize a Profit) . Dichos  productos tienen un precio de $15 o menos e incluyen snacks y bebidas embotelladas, según  el diario.

Citando a fuentes familiarizadas con el tema, el Wall Street Journal afirma que Amazon ha estado presionando  de alguna manera a las marcas , para que revisen sus empaquetados, y  que subirá los precios para aumentar sus ya de por sí grandes ingresos.

Los artículos categorizados como “CRaP”, según  el Journal, suelen ser  pesados ​​o voluminosos ,  y por lo tanto, costosos de enviar . Estas  características generan márgenes pequeños o  casi inexistentes . Una marca que se menciona como parte de este grupo de productos es Coca-Cola, que  según el diario, comenzará a enviar paquetes de Smartwater desde sus propios almacenes en lugar de utilizar a  Amazon,  a petición de la compañía. Es un movimiento que ahorrará dinero a la empresa de Jeff Bezos y algo que el mismo Amazon ha pedido a más marcas que lo hagan,  para reducir sus propios costes, explica el diario.

Amazon dijo a Gizmodo , que no ha cambiado su forma de operar, pero agregó, que podría eliminar los productos que no son rentables con el tiempo. En algunos casos, dijo la compañía, transfiere productos a programas como Prime Pantry, que permite a los usuarios llenar una caja con elementos más pequeños.

El hecho de que la compañía esté buscando nuevas formas de mejorar su balance final , podría dejarte con la boca abierta, puesto que esta  alcanzó una valoración de un billón de dólares hace unos días, pisándole los talones a su gran rival, Apple.

Como señala el Journal, esto es algo que Amazon logró en parte ,  por la enorme cuota de mercado que acapara de su plataforma. Si bien en última instancia puede costarle dinero a las marcas, la compañía  tiene el poder de dictar los términos de las ventas en su web.

Y mientras Amazon  se centra en aumentar sus increíbles resultados finales , sus propios empleados continúan protestando por las condiciones laborales a las que se encuentran sometidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *